lunes, 21 de noviembre de 2022

Consejo.

 

 

 

 

 

Cuando tu espíritu esté turbado,

sigue el consejo de San Agustín:

“Sé pronto, como David, para exclamar:

 Ten piedad de mí, oh Señor,

 que él extenderá su mano fuerte

 para calmar tu enojo

 o aquello que te causa problemas.”

 

San Francisco de Sales.



2 comentarios:

  1. Hola mariarosa, hermosa!
    muy agradable oracion.
    La tendre en cuenta.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hadita por tu generosa compañía de siempre.

      Un abrazo.

      Eliminar

Muévete el verte.

    No me mueve mi Dios Para quererte el cielo Que me tienes prometido, Ni me mueve el infierno Tan temido, Para dejar por eso de ofenderte....